Inicio

PostHeaderIcon Historia

De La Salle

Una Historia que Contar 


Según el histórico, habría que considerar dos fechas para su creación: 1913, en que se inicia el Primer año de Secundaria en el local de la Escuela Normal, a petición de algunas familias arequipeñas que deseaban un Colegio Secundario para sus hijos; y el 27 de enero de 1933, en que la comunidad se independiza de la Escuela normal para instalarse en la casa Nº 384 de la Avenida Goyeneche, alquilada un año atrás para albergar cuatro clases de Primaria, más Primero y Segundo de Secundaria. Fue en este año que llego a Arequipa el Hermano Herberto María, procedente del Ecuador, con un doble nombramiento: Visitador Auxiliar  de las casas de Perú y Director del Colegio de La Salle.

En 1933 funcionaban ya siete clases en ese local y cuatro en la casa Nº 330 de la misma avenida. La comunidad fundadora la formaron los hermanos: Herberto María como Director, Trophyme Baptiste, Alejandro, Donato Luis, Graciano Ucar y Félix Gadea.Inmediatamente se hicieron los trámites para la adquisición de los terrenos en los que debía construirse el nuevo Colegio, los mismos que fueron comprados al Monasterio de Santa Teresa, al Círculo de Obreros Católicos, al Dr. Alberto de Romaña y a la Señora Julia Rodríguez de Paz. Inmediatamente, el Hermano Armel Edmond comenzó las obras. El alumnado ya llegaba a  los 300.El 10 de febrero de 1934, bajo la Presidencia del Dr. José de la Riva Agüero, Presidente del Consejo de Ministros y Ministro de Educación se procedió a la bendición e inauguración de los nuevos locales, tanto del Colegio como de la escuela Manuel Muñoz Nájar.Desde los Primeros Años, La Salle se hizo famoso por la disciplina de su alumnado, la seriedad en los estudios y las fiestas gimnásticas que congregaban en su local a un numeroso público+; lo mismo ocurría con las actuaciones de fin de año realizadas en un teatro de la Localidad.

El año de 1940 fue solemne para Arequipa. A los festejos por el cuarto centenario de su fundación española se unió el Segundo Congreso Eucarístico Nacional, que tuvo lugar los 23, 24, 25, 26 y 27 de octubre; en el que tomaron parte los alumnos de los tres centros que tenían los Hermanos de la ciudad.El 5 de enero de 1943, falleció el primer Visitador del Distrito Perú-Bolivia, el Hermano Xavier Bruno. Apenas llegado de La Paz, se sintió enfermo y trasladado de emergencia al Hospital, falleció a los pocos días. Se encontraban congregados los Hermanos de varias Comunidades para el retiro anual que el debía presidir. El Hermano Xavier Bruno dirigió el distrito desde su fundación en 1936. Para sucederle fue nombrado el Hermano Armel Edmond.Entre los años de 1946 y 1951, el colegio fue dirigido por el dinámico Hermano Lucio de Jesús. Poseedor de un extraordinario don de gentes, supo hacerse apreciar por los alumnos, exalumnos y padres de familia. Su buen gusto quedo patentizado en las ceremonias de fin de año, las celebraciones de la Primera Comunión y el arreglo de los jardines, tanto interiores como exteriores, así como los salones de recibo y el hall, Desde entonces la entrada del colegio presenta ese aspecto sugestivo y solemne que mantiene hasta la actualidad.

En 1947 el Colegio tomó parte de las solemnes ceremonias de la Coronación Canónica de la Virgen de la Candelaria en Cayma. En 1948 fueron las solemnidades en honor al nuevo Beato Hermano Benildo, el triduo de acción de gracias en la Basílica Catedral fue muy concurrido, participo el personal de las cuatro casas lasallistas existentes en Arequipa.El mes de junio de 1950 fue trágico para Arequipa: una vigorosa protesta popular ocasionada por abusos de las Autoridades dio lugar a una autentica rebelión del pueblo de Arequipa que se posesiono de la Plaza de Armas. Como consecuencia de los violentos enfrentamientos con la Fuerza Pública, hubo victimas. En estos sucesos dieron su vida por Arequipa dos ilustres exalumnos del Colegio; los Doctores Arturo Villegas Romero y Carlos Bellido Gutherigue, victimados en plena Plaza de Armas cuando intentaban parlamentar con las Autoridades para poner fin a la situación violenta que vivía la ciudad. Ese mismo año, como adhesión al año Mariano, se inauguró y bendijo la gruta de Lourdes en los patios del Colegio.

El 24 de mayo de 1953 tuvo lugar la solemne inauguración del estadio el Colegio acto que fue presidido por las principales autoridades de la ciudad. Para realizar los trabajos del estadio, fue preciso destruir la gruta de Lourdes la misma que fue reedificada en otro lugar. 1956, fue el año de las Bodas de Plata. La solemnidad de los festejos que se llevaron acabo con tal motivo hizo noticia en toda la ciudad. Pocas veces se había visto tal despliegue de solemnidad, de arte y buen gusto y también confraternidad lasallana ya que estuvieron representados, además de las casas de Arequipa, los colegios de Cusco, Lima, La Paz y Cochabamba, así como el Hogar de Menores con su banda de música.

El 13 de agosto de 1958, con motivo de las fiestas de la cuidad, el hermano Justo Isaías recibió la medalla de plata de arequipa; se reconoció así sus 22 años de trabajo en el Colegio. Hablar del Hermano Justo es hablar de toda una vida de entrega y a la juventud arequipeña; el Hermano Justo fue el prefecto de disciplina, celoso cumplidor de su deber, a quien no se le escapaba una falta, y sabia sancionar de una manera tal, que no dejaba lugar al menor resentimiento.

Como titular de 5to de secundaria supo guiar a 14 promociones. Nadie olvida la frase que aparecía todos los días con matemática precisión en lo alto del pizarrón, y las reflexiones y consejos del Hermano Justo; ese preocuparse incluso cuando los alumnos eran ya  exlaumnos. Ellos lo recuerdan con cariño y emoción y cuando fallece en un accidente de aviación en la selva central del Perú, rescatan sus restos para sepultarlos en el cementerio de Arequipa. Acontecimiento importante del año 1959 fue la visita del Rvdo. Hermano Nicet Joseph, primer superior general que llego a Arequipa.

El alumnado ha continuado hasta nuestros días su marcha ascendente, sobrepasando el millar. Se ambientaron salas para la enseñanza de idiomas y laboratorios.Es también digna de mención  la labor apostólica desarrollada por el colegio apoyando la catequesis en los barrios marginales de la ciudad, así como los trabajos llevados acabo por la Unión de Catequistas de Jesús Crucificado y Maria Inmaculada entre los que cabe mencionar a la Colonia Climática Pío XII de Camaná apoyada por el Comité de Damas, madres de familia del Colegio.También la muerte vistió el Colegio en dos oportunidades, siendo muy sentida la desaparición del Hermano Teodomiro Venancio, el 17 de mayo de 1965 y del Hermano Alejandro Buscat en el mes de junio de 1974; al fallecer el Hermano de mas edad del distrito.1981, fue el año de las bodas de oro. Las mismas que se celebraron con gran solemnidad tuvieron como inicio una gran concentración de exalumnos en el mes de marzo; el 18 de mayo, señalado como día central, se celebro la Eucaristía en la Basílica Catedral la misma que estuvo a cargo de Monseñor Luis Sánchez Moreno, Obispo de Cañete y exalumno del colegio acompañado de otros sacerdotes también exalumnos. Luego siguió un desfile en la Plaza de Armas con la Participación de 30 colegios de la Ciudad y la sesión solemne de la Municipalidad en la que se concedió al colegio la Medalla de Oro de Arequipa. Vistió el colegio el Señor Ministro de educación Ing. José Benavides Muñoz, el mismo que llevo un diploma en nombre del Señor Presidente de la Republica Arq. Fernando Belaúnde Terry y una Resolución Ministerial de felicitación.

Otro personaje importante que visito el colegio fue el Doctor Claudio Andreoli, Presidente de la Unión Mundial de exalumnos de La Salle.En 1982 visito el Colegio el señor ministro de salud, Doctor Juan Franco Ponce, exalumno de la Promoción 1937; y comenzó a prestar servicios en la Capellanía el Padre Joaquín Mallia, exalumno de nuestro Colegio, de la isla de Malta, compartiendo la dirección espiritual del Colegio con otro ilustre exalumno del Colegio La Salle de La Paz  el padre Mercedario Fidel Miguel Harb quien presento invalorables servicios hasta su fallecimiento el año de 1990.En 1983 se recibió la visita del Hermano Superior General José Pablo Basterrechea y se inauguró el Mausoleo de los Hermanos en el Cementerio General.Allí descansan en paz del Señor doce Hermanos y el padre Miguel Harb.

En 1984 se dio inicio a la construcción del coliseo del Colegio, obra que se prolongó hasta su inauguración el 9 de noviembre de 1985. Junto al mismo fue inaugurada la nueva gruta de Lourdes. En ese año dos Hermanos fueron galardonados; el Hermano Vicente Alonso con las Palmas Magisteriales y el Hermano Jaime Estruch con la Medalla de Oro de la Ciudad; así mismo se rindió homenaje a los Hermanos Fernando Vera, Vicente Alonso, Eduardo García y Francisco Diez por sus cincuenta años de servicios a la Congregación.En 1989, el histórico hace notar una serie de éxitos en exámenes de ingreso a los Centros Superiores y en diversos concursos, así como en disciplinas deportivas; se llevaron acabo las primeras jornadas espirituales con padres de familia.El 24 de marzo falleció el Hermano Alejandro Linto (Fermín Luis) muy conocido y apreciado por diversas promociones a las cuales dedicó sus enseñanzas. Al fin del año, la Municipalidad otorgó una condecoración al Hermano Enrique Puertas por sus cuarenta años de servicio a la colectividad Arequipeña.En 1990 se construyeron cuatro frontones de pelota vasca a la entrada del Colegio, dándole un aspecto más atrayente; y se recibió la visita del Hermano Vicario General, Genaro Sáenz De Ugarte. Siguiendo el ritmo de construcciones  y ampliaciones, al año siguiente se inauguró una nueva cancha para fulbito provista de tribunas a la que el alumnado denominó desde un comienzo como “la bombonera”.

El acontecimiento más resaltante de 1992 fue el inesperado fallecimiento el 14 de abril del Hermano Director Enrique Puertas. Su sepelio fue multitudinario, los exalumnos se disputaron el honor de llevar el féretro desde varias cuadras antes del cementerio y al llegar al mausoleo entonaron espontáneamente y fuera de programa el Himno del Colegio. Es que el Hermano Enrique Puertas, el popular “Oso Puertas”, en largos años de servicio al Colegio había ganado un prestigio y un aprecio únicos entre los exalumnos, comparables solamente al que tuvo el Hermano Justo Isaías en años anteriores. En 1993 el colegio fue el escenario de los “Primeros Juegos Deportivos y Florales de Confraternidad Lasallista en el Perú”.A los mismos asistieron delegaciones de todas nuestras obras y constituyeron un gran éxito para sus organizadores.En 1994 se participó en los “Segundos Juegos Lasallistas”, esta ves en la localidad de Urubamba. La selección de básquet mayores logro el campeonato en esta disciplina. Al igual que el Colegio de Lima, el de Arequipa abrió sus puertas a la coeducación en ese año.

En los últimos años se ha dado gran impulso a los Programas de Proyección Social: ayuda a ancianos, ciegos y escuelas del campo; el coliseo ha sido sede de multitudinarias concentraciones juveniles; sobre todo, con motivo de Pentecostés y las jornadas de juventud del mes de setiembre. Se ha conservado la costumbre de acoger todos los años a las promociones que celebran las Bodas de Plata y Oro de su egreso del Colegio.El 10 de octubre de 1995 falleció el Hermano Fernando Vera, Conocido entre los alumnos y exalumnos como un gran músico. Y visitaron el colegio los Hermanos Superior General, John Jhonston y Alvaro Rodrigues, Vicario General.El año 1996 el histórico recuerda las Bodas de Oro de Profesión perpetua del Hermano Gabriel Vignes; la recepción al nuevo Arzobispo de Arequipa, Monseñor Luis Sánchez Moreno Lira, exalumno de la promoción 1943; la adquisición de televisores y materia deportivo para implementación de los salones de clase y las diversas actividades en los campos de deportes.El 31 de octubre de 1996 falleció el Hermano Vicente Alonso García a los 82 años de edad; era el Hermano Decano del Distrito.

El Colegio de La Salle de Arequipa tiene una plana de profesores entre los que predomina el entusiasmo, la entrega a su trabajo diario y la disponibilidad a prestar los servicios para los que son requeridos; este entusiasmo los llevó a participar en forma muy activa en las Convenciones de Educadores Católicos organizadas por el Consorcio de Colegios de la Iglesia: la de 1995, en Arequipa y la de 1996, en Cusco.